THE ROLLING STONES
THEIR SATANIC MAJESTIES REQUEST (1967)

Por Daniel R. Caruncho.

Nota (Sobre 5): 4'5
Discográfica: Decca Records.
Publicación: Diciembre 1967. Grabado en los Olympic Studios de Londres.
Producción: The Rolling Stones.

Personal:
Mick Jagger - Voz solista y coros; percusión.
Keith Richards - Guitarra solista, rítmica y acústica; coros.
Brian Jones - Guitarra rítmica, mellotron, órgano, piano, sintetizadores, vientos, mandolina, sitar, dulcimer, flauta, percusión.
Bill Wyman - Bajo, percusión, órgano, voz solista y coros.
Charlie Watts - Batería y percusión.

Personal adicional - Ian Stewart (piano), Nicky Hopkins (piano), Steve Marriott (coros), Ronnie Lane (guitarra), John Paul Jones (arreglos de cuerda), Glyn Johns y Glen Kolotkin (ingenieros).

1. Sing This All Together (Jagger/Richards) - 3:46
2. Citadel (Jagger/Richards) - 2:50
3. In Another Land (Wyman) - 3:13
4. 2000 Man (Jagger/Richards) - 3:05
5. Sing This All Together (See What Happens) (Jagger/Richards) - 7:58
6. She's a Rainbow (Jagger/Richards) - 4:35
7. The Lantern (Jagger/Richards) - 4:24
8. Gomper (Jagger/Richards) - 5:12
9. 2000 Light Years from Home (Jagger/Richards) - 4:45
10. On With the Show (Jagger/Richards) - 3:40

Their Satanic Majesties Request es, sin lugar a dudas, el LP más controvertido de la discografía de Jagger y compañía. Ni tan siquiera su portada (con un holograma que hizo aumentar mucho el precio de venta del disco) se salvó de la polémica.

Gestado en una de las épocas más complicadas para el grupo (cuando Mick, Keith y Brian estaban inmersos en problemas con las autoridades por consumo de drogas, en el verano del 67), el disco sufrió el rechazo tanto por parte de la crítica como del público, que lo veían como una burda copia del Sgt. Peppers de los Beatles que se alejaba del sonido típicamente Stone. Con el tiempo esta compleja obra ha ido ganando partidarios, si bien aún persisten los más férreos detractores.

Así pues, ¿nos encontramos ante un disco espléndido o se trata más bien de un fraude? Pues para responder a esta delicada cuestión lo mejor es olvidarse de la idea que podamos tener de la música de los Rolling Stones, porque si esperamos encontrarnos ante el habitual R&B salvaje al que nos tienen acostumbrados estos bad boys nos llevaremos el gran chasco. Por contra, si nos liberamos de prejuicios de este tipo, nos encontraremos con un disco que ofrece espléndidas dosis de psicodelia, rozando el estatus de obra maestra.

Cabe remarcar de entrada que el LP fue la primera producción propia de la banda, que se había liberado recientemente de su productor hasta entonces, Andrew Loog Oldham. Ciertamente, en muchos temas la producción resulta muy confusa y extraña, pero de ahí se desprende gran parte del encanto de este singular disco.

El LP abre con "Sing This All Together", aceptable canción (si bien un poco vaga) de temática muy hippy, para seguir con la infravalorada "Citadel", toda una descarga de rock lisérgico en la que Keith Richards nos deleita con guitarras de lo más ácidas. Este tema podría haber tenido cabida perfectamente en el Disraeli Gears de Cream.

La notable "In Another Land", que parece extraída del Piper At The Gates Of Dawn de Pink Floyd, es la única canción de la discografía de los Rolling Stones firmada por Bill Wyman (si obviamos "Sweet Lucy", aparecida en el recopilatorio Metamorphosis). Si Jagger y Richards no se hubieran visto envueltos en detenciones y juicios en verano del 67 seguramente la canción no habría salido a la luz, pero las circunstancias eran adversas para la banda, con lo que los dos líderes de la banda tuvieron que hacer concesiones como esta. Aparte de por contar con la voz solista de Wyman (a la que se le aplicó reverberación por la falta de confianza que el bajista tenía a la hora de cantar), "In Another Land" también destaca por tener a un pletórico Steve Marriott en los coros.

A la canción de Wyman le sigue es la excelente "2000 Man", tema que empieza con un acordes típicamente folk para derivar al rato en arrolladora psicodelia. Sin duda, esta historia del hombre del futuro que engaña a su mujer con su ordenador es uno de los temas más injustamente ignorados del extenso catálogo de la banda.

Por último, la cara A se cierra con la insufrible "Sing This All Together (See What Happens)", una irritante jam session psicodélica de casi 8 minutos de duración que aleja al Satanic Majesties de la condición de obra maestra.

La cara B abre fuego con "She's A Rainbow", una de las canciones más exquisitas del LP (no obstante, fue single). Los espléndidos arreglos de cuerda de John Paul Jones y el delicioso piano de Nicky Hopkins contribuyen en gran medida a hacer de este tema toda una genialidad del pop. Por contra, "The Lantern" no consigue pasar de ser una mediocre muestra de psicodelia, si bien ofrece algunos interesantes riffs de guitarra.

"Gomper" (una especie de réplica al "Within Without You" del Sgt.Peppers) es un caso aparte, pues sus dos primeros minutos no tienen desperdicio alguno, con un Brian Jones todavía capaz de moverse sin dificultades entre los más variados y exóticos instrumentos. Sin embargo, el tema acaba desembocando en una tediosa parte instrumental que le hace restar muchísimos enteros. La penúltima canción es otra de las joyas del álbum, "2000 Light Years From Home", otra muestra de que los Rolling Stones no sólo saben imitar a Chuck Berry y compañía. La temática espacial de la canción (que no es más que una alegoría a un "viaje" causado por el LSD) se complementa a la perfección con el uso de misteriosos efectos de sonido que salen del mellotrón y los sintetizadores de Brian Jones. No fue hasta los 90 cuando los Rolling Stones incluyeron el tema en algunos de sus conciertos.

Por último, "On With The Show" es un buen tema de despedida, con algunas gotas de humor que hacen olvidar la trascendencia de otros temas.

Así pues, Their Satanic Majesties Request es un disco que merece ser reivindicado con todas las de la ley, tanto por su atrevimiento y singularidad (para tratarse de una banda como los Stones) como por su calidad musical. La inclusión de "We Love You" y "Dandelion" (single publicado en verano del 67) en lugar de "Sing This All Together (See What Happens)" y un recorte del minutaje de "Gomper" habrían dado lugar a una obra de una calidad aún mayor sin duda. Por otro lado, las acusaciones de que se trata de una imitación de segunda del Sgt. Peppers son bastante discutibles. A nivel musical, los dos LPs se encuentran a distintos niveles, pues la trascendental obra de los Beatles apuesta más bien por melodías pop más digeribles y accesibles (no por ello menos meritorias), mientras que los Stones se decantan aquí por la psicodelia más dura y ácida, más en la onda de unos Cream o unos Jefferson Airplane.

En conclusión, un LP que jamás deja indiferente, pero que debe ser escuchado sin ninguna reserva inicial para poder ser disfrutado como se merece.

Volver a Discos

Significado de emojis

Send this link to google